El PSOE presentó ayer una nueva ley que impulsa la igualdad retributiva y de trato entre hombres y mujeres y que pide sancionar gravemente a las empresas que no hagan auditorías salariales o no apliquen y elaboren planes de igualdad.

La proposición de Ley ha sido aprobada por la Comisión Ejecutiva federal del partido.

La iniciativa propone que para las infracciones muy graves las multas oscilen entre el 0,71% y el 1,30% de la masa salarial de la empresa, según sean de grado mínimo, medio o máximo. También que sea infracción grave no tener un libro de registro salarial y de informar a los trabajadores a través de él.