El presupuesto del Cabildo de Gran Canaria para 2020 crecerá en 55 millones, según adelantó su presidente Antonio Morales.

Las cuentas que se aprobarán en el pleno de este mes ascienden a 820,5 millones de euros. La cuantía es un 10% inferior a la de 2019, 92 millones menos que los 913 de este ejercicio. Esta bajada se debe a la reducción de los 46 millones del Fdcan y a la amortización de los 53 millones de deuda pública, que no se contemplan como posible ingreso en 2020.

Sin embargo, esta reducción será provisional, ya que el próximo año habrá que incorporar 40 millones del Fdcan más otros 15 de un acuerdo entre el Ejecutivo regional y la Fecai para crear un fondo de compensación por las competencias transferidas.

Así, el presupuesto crecerá inicialmente en 55 millones, por lo que la reducción final respecto a 2019 será de 37 millones.

Morales también informó de que se cumple con el techo de gasto, que la deuda es de solo 31 millones de euros y que el coste del personal consolidado representa un 17% del total del presupuesto.