El Plan Extraordinario de Empleo Social, acordado entre la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda y la Federación Canaria de Municipios (Fecam) a finales del pasado año, ha permitido la creación de 2.915 puestos de trabajo a lo largo de este 2018.

Personas de familias especialmente vulnerables han ocupado estos empleos en cada uno de los 88 municipios canarios.

El plan ha sido cofinanciado por el Gobierno de Canarias y los ayuntamientos con un total de 28.352.371,07 euros.

La previsión para la próxima edición es realizar una inversión global de 46 millones de euros.