Los planes de empleo social se reforzarán en los municipios con más paro, contando durante el próximo año con el mismo presupuesto que hasta ahora.

La vicepresidenta del Ejecutivo canario trasladó ayer a los representantes de los ayuntamientos la necesidad de reforzar las políticas activas de empleo en estos municipios.

Los actuales planes de empleo social tienen una dotación presupuestaria de 10 millones de euros, y ya aparecen reflejados en el proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2016.

En los tres últimos años, el plan de empleo social ha facilitado la contratación de 9.478 personas con dificultades para acceder al mercado laboral, 7.000 de ellas en el período 2014-2015.

Estos proyectos se mejorarán con la incorporación de nuevas líneas que permitan reforzar las políticas activas de empleo en los municipios de las Islas donde se registren mayores tasas de paro.

Tanto la Federación Canaria de Municipios como la vicepresidenta, Patricia Hernández, coincidieron en la conveniencia de que los planes de empleo social queden vinculados a la Prestación Canaria de Inserción (PCI). Además, se pretende fomentar el empleo entre los jóvenes con una mayor preparación e incluir planes formativos.