La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha empeorado sus previsiones, advirtiendo que el PIB podría caer hasta un 12,4% en España este año. Los niveles previos a la crisis no se alcanzarían hasta la segunda mitad de 2022.

Ese 12,4% sería en el peor de los escenarios, si fuese necesario un nuevo confinamiento. En caso de no ser así, la contracción sería del 10,1%.

En 2021, la economía española crecerá entre un 5,2% en el primer escenario y un 5,8% en el segundo. Está previsto un mejor comportamiento del consumo y del empleo.

Las nuevas previsiones apuntan a una caída del empleo equivalente a tiempo completo de entre un 10,7% y un 12,8% este año. Después subiría entre un 4,2% y un 4,6% en 2021.

La AIReF calcula el coste de las medidas frente a la pandemia entre 46.065 y 54.001 millones.