La economía española creció un 0,7% en el cuarto trimestre de 2017 y un 3,1% en el conjunto del año, dos décimas menos que en 2016. El consumo y la inversión, con aumentos anuales del 2,2% y del 5%, respectivamente, tiraron del PIB.

Es el cuarto año consecutivo en el que aumenta el PIB nacional y el tercero en el que el crecimiento se sitúa por encima del 3%. A precios corrientes, el PIB alcanzó los 1.163.662 millones de euros en 2017.

La demanda nacional aportó 2,8 puntos al crecimiento del PIB en 2017, y la demanda externa contribuyó con tres décimas. Las exportaciones crecieron un 5% y las importaciones un 4,7%.

El consumo de los hogares se incrementó un 2,4% en 2017.

La inversión en construcción subió un 4,6% y la de bienes de equipo un 6,1%.

En el último trimestre de 2017 el PIB avanzó un 0,7% en tasa intertrimestral, acumulando 17 trimestres consecutivos de crecimientos. Por su parte, la tasa interanual se mantuvo en el 3,1% en el cuarto trimestre de 2017 y acumula once trimestres consecutivos creciendo a tasas del 3% o superiores.

El empleo aumentó un 2,9% en términos anuales. En valores trimestrales, la ocupación se incrementó un 0,5%, tres décimas menos en el tercer trimestre de 2017.