La economía española creció un 0,8% entre enero y marzo de este año, la misma tasa que en el cuarto trimestre de 2015. El aumento de un 3,7% anual del consumo de las familias impulsa esta recuperación.

El gasto de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares creció un 0,8%, siete décimas más que en el trimestre anterior. También la inversión se incrementó en el primer trimestre, un 0,4%.

La inversión dirigida al sector de la construcción se redujo un 0,2%, tras dos años registrando tasas positivas, mientras que la inversión en bienes de equipo aumentó un 1,3%, seis décimas menos que en el cuarto trimestre de 2015.

El crecimiento del PIB logrado en el primer trimestre iguala el de los dos trimestres previos. Se encadenan así once trimestres de avances.

La tasa interanual del PIB se situó en el 3,4% en el primer trimestre del año, una décima menos que en el trimestre anterior, y acumula ya nueve trimestres en positivo, con crecimientos superiores al 3% en los últimos cuatro trimestres.