La tasa de paro femenino del 21,82% en España supera en casi 3,5 puntos a la del masculino (18,41%), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre recogidos por UGT.

Entre el segundo trimestre de 2011 y de 2016, hay 63.000 ocupadas menos, el número de asalariadas se ha reducido en 117.400 mujeres y hay 105.400 mujeres más en paro.

La tasa de empleo femenino se ha reducido en un 0,24%, situándose ya en el 42,15%, más de 11 puntos por debajo de la tasa de empleo masculina, mientras que la tasa de paro femenino se ha incrementado en un 0,92%, situándose en el 21,95%, casi tres puntos y medio superior a la de los hombres (3,43%).

También aumenta la brecha en contratación, salarios e incluso en responsabilidades familiares. Los datos del Servicio Público de Empleo muestran una reducción del 1,32% en la contratación femenina.

La diferencia entre el porcentaje de contratación de los hombres respecto a las mujeres asciende al 12,22%.

La brecha salarial alcanzó el 24% el año pasado, cuando en 2011 era del 22%.