El número de parados ha descendido casi cinco veces más en Tenerife que en Gran Canaria en lo que va de año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre de 2018.

La población desempleada disminuyó en Tenerife en 13.300 personas en ese periodo, mientras que en Gran Canaria se redujo en 2.710. La tasa de paro en Tenerife se sitúa en el 19,91% y la de Gran Canaria en el 21,76%. La media del Archipiélago es del 20,62%.

Las cifras aumentan si se toman como referencia las áreas metropolitanas de ambas islas, creciendo la diferencia hasta los 4,6 puntos.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, durante el primer trimestre aumentó en 951 personas en Gran Canaria, mientras que en Tenerife el número de afiliados subió en 1.147.

Otro ejemplo negativo para la isla grancanaria es el número de empresas inscritas en la Seguridad Social. En lo que va de año se contabilizan ocho empresas menos, mientras en Tenerife se registraron 26 más. La diferencia actual entre las dos islas roza las 3.500 a favor de Tenerife.