Las terminales OPCSA y La Luz operaron en la mañana de ayer al 50% debido al paro convocado por los transportistas. De las 350 recepciones de contenedores que se realizan habitualmente en la terminal de Boluda (La Luz), se realizaron 144; en el caso de OPCSA se ejecutaron 115 servicios frente a los 230 de otros días.

Los transportistas demandan una solución a las largas colas que sufren en la recepción de la mercancía, denunciando que frente a los cinco viajes que tendría que hacer un camión al día para ser rentable se están haciendo dos o tres.

Los retrasos están provocando además que las jornadas de los trabajadores se alarguen y rozan los límites que permite el tacógrafo, con lo que las empresas se ven con una caída de la productividad importante.

Los transportistas reclaman además una actualización de las penalizaciones por los tiempos de espera. Actualmente, se les paga si esperan más de 45 minutos en el interior de la terminal. Los transportistas se quejan de que las largas demoras se producen fuera y por tanto no hay penalización. Reclaman que se les pague a partir de los 10 minutos en cola y de los 20 dentro de la terminal.