Las cifras del presupuesto para 2018, presentadas ayer por el presidende autonómico, Fernando Clavijo, prevén una reducción de la tasa de desempleo del 2%.

Las líneas básicas de las cuentas están claras: fortalecer los servicios públicos, impulsar la economía productiva y una rebaja fiscal para las rentas medias y bajas.

Las partidas que más aumentan son sanidad, educación y políticas sociales.