Canarias cerró 2017 con 13.146 desempleados menos, un 5,7% sobre el año anterior, dejando la cifra total de parados en las islas en 216.087.

Entre noviembre y diciembre, el desempleo bajó en 3.611 personas (1,64%).

Por provincias, el año pasado el desempleo descendió más en Las Palmas, con un recorte del 6,4% (7.808 personas), mientras que en la de Santa Cruz de Tenerife se quedó en un 4,9% (5.338 personas).

La provincia de Las Palmas cierra el ejercicio con un total de 112.625 desempleados frente a los 103.462 de Santa Cruz de Tenerife.

En la distribución por sexos, el desempleo afecta más a las mujeres (95.492) que a los hombres (120.595), mientras que por sectores, lidera el de servicios, con 161.462 parados, seguido de la construcción (22.922).

En cuanto a los contratos, se suscribieron 66.810, un 1% más que el año anterior. Solo en diciembre registraron una caída de casi el 16%.

Del total de contratos, 59.135 fueron de tipo temporal y solo 7.675 indefinidos.

En el conjunto del país, el número de parados se situó al finalizar diciembre de 2017 en 3.412.781, tras bajar en 290.193 desempleados en el conjunto del año (-7,84%), su quinto descenso anual consecutivo. En diciembre, el descenso fue de 61.500 personas. Estas cifras sitúan el volumen total de desempleados en el nivel más bajo de los últimos ocho años en un mes de diciembre.

El desempleo entre los jóvenes menores de 25 años disminuyó un 8,88% en 2017 y se redujo en diciembre en 23.069 personas (-7,91%) respecto al mes anterior, mientras que el paro de 25 años y más bajó en 38.431 (-1,21%).

En el último año, el desempleo se redujo en todas las comunidades autónomas.