El Parlamento de Canarias aprobó ayer por unanimidad una proposición no de ley que insta al Gobierno autonómico a contemplar un estatuto jurídico singular de las islas no capitalinas dentro del nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF).

El acuerdo pide realizar un estudio para determinar los sobrecostes de la doble insularidad y sus efectos sobre las islas no capitalinas, La Graciosa incluida, y propone crear una comisión de estudio que elabore propuestas destinadas a las políticas dedicadas a los territorios más desfavorecidos.

Además, las medidas estructurales deben ser reconocidas con carácter permanente y estructural en los fundamentos del Estatuto de Autonomía de Canarias.