El Parlamento canario aprobó ayer una Proposición No de Ley para que el Gobierno autonómico solicite al Estado fijar tarifas máximas en los vuelos con la Península para frenar la subida de los precios.

Además, los grupos también han acordado que se inicien las transferencias para cogestionar los aeropuertos, que se publiquen los datos del Observatorio de Precios, que se excluya a las islas de los nuevos impuestos al queroseno y se desarrolle un plan aeroportuario de acuerdo a las necesidades socioeconómicas de las islas.

También se acordó que el Estado intervenga en caso de que la fusión entre Iberia y Air Europa genere un monopolio que afecte a la conectividad.