El Gobierno de Canarias ha decidido impedir la materialización de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) en la compra de viviendas destinadas al alquiler vacacional, casi dos años después de que la Agencia Tributaria autorizara este uso.

El Ejecutivo ha aprovechado la reforma del REF para introducir este cambio de forma explícita. «En ningún caso se podrá materializar la reserva para inversiones en Canarias en la adquisición de inmuebles destinados a viviendas con fines turísticos», dice el texto.

Según las estimaciones, la utilización de la RIC para la compra de pisos turísticos ha sido bastante reducida, ya que no llega al 20% las viviendas vacacionales que han entrado en el mercado en los últimos dos años y que fueron adquiridos con cargo a la Reserva.

La modificación del REF recoge otros cambios, como la posibilidad de invertir la RIC en actividades sociosanitarias, centros residenciales de mayores, geriátricos y centros de rehabilitación neurológica y física.

Otro cambio es que a partir de ahora se podrán dotar los beneficios generados en la transmisión de elementos afectos parcialmente a la Reserva. Antes, cuando se compraba un bien usado y se hacía algún tipo de obra con cargo a la RIC, cuando se vendía no podía dotar RIC por ese bien.