La reforma del Impuesto de Sociedades, que ha incrementado los pagos fraccionados que adelantan las grandes empresas, ha recaudado en octubre 6.000 millones de euros, 1.000 más de lo previsto en este primer pago, un 20% adicional.

Con esta reforma, las 9.000 empresas que facturan más de 10 millones de euros deben adelantar a cuenta del impuesto un pago mínimo del 23% de su resultado contable en abril, octubre y diciembre.

Con el resto de las empresas la recaudación también ha mejorado un 20%.