La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria suscribió ayer un convenio de colaboración con la Fundación Parque Científico-Tecnológico, la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Gáldar y la Mancomunidad del Norte para el desarrollo del Área Experimental de Economía Circular.

El Norte de Gran Canaria dispondrá así del primer centro de aprovechamiento de la Economía Circular de Canarias.

Con este convenio se invertirán 2,2 millones de euros para el desarrollo de infraestructuras destinadas a la economía circular en el sector primario, turístico y hotelero.

El acuerdo tendrá una duración inicial de tres años y pretende regular la colaboración entre las instituciones para la promoción de la actividad científica, experimental y empresarial del Área Experimental de Economía Circular del Parque Tecnológico de Gran Canaria, que será pionera en Canarias, y que recientemente ha recibido una ayuda del Gobierno de Canarias, a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, con fondos Feder del 85% de los 2,2 millones de euros que se van a invertir en este parque antes del año 2020.