El estudio «Oportunidades de empleo y renta en España 2007-2016», elaborado por la Fundación Ramón Areces y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), revela que Canarias ha sido la región más afectada por la crisis económica.

El informe ha analizado la situación del mercado laboral entre esos años teniendo en cuenta aspectos como la proporción de parados de larga y corta duración y de trabajadores indefinidos y temporales. Canarias ha retrocedido casi 29 puntos desde una situación de partida establecida para todas las regiones en cien. La caída es ocho puntos superior a la media española.

Además, las condiciones laborales del Archipiélago se han recuperado con mayor lentitud. Desde 2013, momento en el que el índice del IVIE ya había bajado 29 puntos, la mejora ha sido de tan solo diez puntos.

Como ejemplo, el grupo de hogares canarios que se encuentran en situación de pobreza ha aumentado un 43%, hasta situarse en el 46% del total, mientras que la clase media-alta se ha recortado casi un 26% y representa solo el 8,7% de los hogares.

La clase media-alta se ha reducido cerca de un 20% en el conjunto de España, mientras que el segmento de hogares marcados por la pobreza ha crecido un 22%.