El IPC registró un crecimiento interanual del 2,3% en octubre, avance similar al del mes anterior, mantenido por el encarecimiento del transporte y, en menor medida, por el ocio y la cultura.

La inflación suma 26 meses consecutivos en positivo, los seis últimos creciendo por encima del 2%.

El mayor responsable del mantenimiento fue el transporte, que subió el 5,7% anual, siete décimas más que en septiembre, debido en gran parte al incremento de los carburantes y lubricantes, y al encarecimiento del transporte aéreo.

Igualmente, la partida de ocio y cultura mantuvo su precio respecto a hace un año, mientras que vivienda se encareció un 4%.

La variación anual de la inflación subyacente (sin contar con los alimentos no elaborados ni los productos energéticos) aumentó dos décimas, hasta el 1%, con lo que se situó casi un punto y medio por debajo del IPC general.

Respecto a la evolución mensual, el IPC general creció hasta el 0,9%, siete décimas más que en septiembre.

Las partidas que más impulsaron los precios entre septiembre y octubre fueron vestido y calzado (11,1%), alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2%) y el transporte (0,6%).

Por contra, bajaron el ocio y la cultura (-0,6%); los hoteles, cafeterías y restaurantes (-0,4%) y las comunicaciones (-0,7%).

La tasa anual del IPC bajó en nueve comunidades, se mantuvo en tres y aumentó en cinco.