La previsión adelantada del IPC del Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que los precios terminan el año con un incremento del 1,2%, cinco décimas menos que en noviembre y la tasa más baja del año 2017.

Canarias finalizó noviembre con una inflación del 1,6% y es previsible que finalicen el año también con un índice inferior al del mes pasado.

La subida de los precios resta poder de compra a los pensionistas, con revalorizaciones del 0,25%, y a los funcionarios, cuyos sueldos subieron un 1% este año.

Es el quinto año consecutivo en el que las pensiones suben un 0,25%. Con este incremento, la pensión máxima se situará a partir del 1 de enero en 2.580,1 euros al mes, frente a los 2.573,7 euros del año pasado.

Los pensionistas pierden casi un punto de poder de compra, igual que pierden los funcionarios.

La moderación del IPC en el final de año se debe a la caída del precio de los carburantes.