El índice de precios de consumo aumentó un 2,2% interanual en julio, una décima menos que en junio, debido al encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

De confirmarse este dato, los precios habrían registrado el mayor incremento interanual en un mes de julio desde 2012, cuando la inflación también se situó en el 2,2%.

Por su parte, el indicador adelantado del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) se mantuvo en julio en el 2,3%.