El impacto económico del ascenso de la UD Las Palmas a Primera división ronda los 45 millones de euros, de forma directa e indirecta, según un estudio de la agencia Publicidad Atlantis.

La cifra se obtiene cruzando una serie de variables como la presencia en radio, prensa, televisión e internet, proyección económica en el sector servicios y proyección de imagen de Gran Canaria en el exterior.

Transporte, comercio, restauración y alojamiento se beneficiarían del ascenso, y se convertirían en campaña de markenting para la ciudad y la isla fuera del Archipiélago.

La inyección económica de la UD en primera representaría un 0,3% de lo que mueve el transporte, el comercio y el turismo en las islas, que con 13 mil millones de euros es la rama de actividad más importante del PIB.

La presencia en los medios de comunicación, todo lo referente al alquiler de coches, restaurantes, turismo, hoteles, desplazamientos, negocios para las pequeñas y medianas empresas y la proyección exterior de imagen de la ciudad y la isla, son los parámetros que mide el estudio.

El ámbito empresarial recibe con los brazos abiertos el fútbol como motor económico. Agustín Manrique de Lara, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, subraya la “marca de ciudad” por encima de los números. “La valoración es claramente positiva, y en el momento actual de la capital grancanaria, de intentar promocionarse como localización de empresas multinacionales con foco en África, entonces todo lo que sea potenciar la marca es bienvenido”.