El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, especificó que la rebaja fiscal anunciada para 2018 se concretará en nuevas desgravaciones en el IRPF que afectarán a gastos como pequeñas obras, medicinas, dentista o guarderías.

El objetivo es incrementar la renta de las familias, aumentar el consumo y la actividad económica y aflorar economía sumergida fomentando la demanda de facturas.

Los cambios impositivos están aún en estudio, por lo que todavía no se puede precisar los tramos de ingresos y las cantidades en las que se aplicarán estas desgravaciones, dirigidas a favorecer a las familias de renta media y baja.

En cuanto al IGIC, se ha planteado la posibilidad de bajar determinados tramos en sectores concretos que fomenten la actividad económica y generen empleo, pero se descarta una bajada lineal.

La prioridad del Gobierno es mejorar los servicios públicos de sanidad, educación y políticas sociales. En las cuentas regionales de 2018 se dará un importante impulso a la inversión pública.