La recaudación por los recursos del bloque canario de financiación alcanzó en 2016 los 1.694,9 millones de euros, un 8,4% más que en 2015. De este bloque, 1.535 millones de euros corresponden al IGIC, 12,8 millones al impuesto de matriculación, 141,9 millones al AIEM y 4,6 millones a sanciones e intereses.

De ese montante, 948,9 millones de euros irán destinados a las corporaciones locales (64% para los cabildos y 36% para los ayuntamientos) y 687,1 millones a la Comunidad Autónoma.

La recaudación del IGIC es un 9% superior a la de 2015, aunque a pesar de las buenas cifras, el Gobierno canario ha descartado rebajar los tipos de IGIC.

La consejera, Rosa Dávila, aclaró que Canarias no puede plantearse una rebaja fiscal hasta que no se aprueben los presupuestos del Estado y hasta que no se revise definitivamente el sistema de financiación.

Una rebaja del IGIC actualmente supondría un gran impacto en los presupuestos de cabildos y ayuntamientos y en la prestación de servicios públicos.