El Instituto de Crédito Oficial (ICO) espera que las pymes demanden fondos de sus líneas de financiación por valor de unos 12.000 millones de euros en 2016.

El organismo explica que con estas líneas pondrá a disposición de empresas y autónomos financiación en condiciones ventajosas para proyectos dentro y fuera de España que impulsen el crecimiento de la economía, en especial, la inversión, la innovación y la internacionalización de las empresas.