El Grupo Nacionalista (CC-PNC) ha presentado una iniciativa en el Parlamento de Canarias para la extensión de las zonas francas portuarias a las islas no capitalinas, que actualmente están establecidas solo en Gran Canaria y Tenerife.

La proposición no de ley plantea que el Gobierno de Canarias realice las consultas necesarias con las instituciones locales y los respectivos agentes sociales y económicos, para exponer la extensión a El Hierro, Lanzarote, La Gomera, La Palma, y Fuerteventura, las zonas francas con el objetivo de que contribuyan a su desarrollo socioeconómico.

La idea es que los posibles beneficios de las zonas francas no se limiten a las dos islas capitalinas, sino que, si hay interés local, también se puedan extender a todo el Archipiélago.

La puesta en marcha de la zona franca de Gran Canaria, en 1998, y de la de Tenerife, en 2006, se inspira en la figura de los puertos francos canarios, creados para todas las islas a partir del real decreto de 1852, dotados ya con rango de ley desde 1870 y ampliado su contenido en 1900.