El registro horario ha hecho que muchas empresas que antes eran más laxas con las pausas de sus trabajadores hayan comenzado a descontar ese tiempo de la jornada laboral.

Una sentencia de la Audiencia Nacional revelada esta semana daba la razón a una empresa para descontar de la jornada estas pausas para el café y los cigarrillos, así como dejar de pagar las horas extra que no hayan sido previamente autorizadas por la compañía.

El fallo ha sido recurrido por CC.OO. y el Ministerio de Trabajo ha anunciado que analizará si puede legislar este asunto para que la jornada laboral incluya esos tiempos de descanso.