El primer Consejo de Ministros del nuevo Gobierno aprobó ayer la subida para este año de las pensiones en un 0,9%, afectando tanto a pensiones contributivas como no contributivas. La medida tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero.

La subida del 0,9% coincide con la estimación media del IPC. Si el IPC supera este año el 0,9% previsto el Gobierno compensará a los pensionistas la diferencia en un único pago antes de abril de 2021.

El importe de la pensión mínima para los jubilados de 65 años con cónyuge a cargo quedará en 843,3 euros al mes, por los 835,60 actuales. La de sin cónyuge queda en 683,49 euros y la de con cónyuge no a cargo en 648,68 euros mensuales.

La pensión máxima de jubilación se situará en 2.683,34 euros mensuales.

En Canarias, 308.375 pensionistas cobrarán este año una media de 115 euros más que en 2019.