El Gobierno de Canarias se ha marcado como objetivo obtener al final de esta legislatura un “notable alto» en la economía de las Islas.

El consejero de Economía, Pedro Ortega, mostró ayer su satisfacción con la marcha de los indicadores económicos. A su juicio, el Archipiélago es “una de las regiones mejor posicionadas” para afrontar el despegue tras la crisis.

El consejero respaldó esta afirmación con algunos indicadores, como los relativos a la mejora del mercado de trabajo, las cifras récord de turistas, la recuperación del consumo, la creación de sociedades mercantiles o el incremento de la actividad crediticia.

No obstante, se mostró cauto ante la existencia de “factores limitativos del crecimiento” y de riesgos en el entorno internacional.

Ortega también habló del programa Canarias Aporta, que asesora a las empresas isleñas para proyectarse al exterior. Este programa ampliará su servicio a las que ya se encuentran instaladas fuera y duplicará su presupuesto. En los tres años que lleva en vigor ha beneficiado a 189 empresas que han generado 362 puestos de trabajo.