El Gobierno ha retrasado la fecha de presentación al Parlamento del proyecto de ley de presupuestos. La nueva fecha será, como máximo, el 18 de noviembre en vez del 31 de octubre.

La Consejería de Hacienda opta por retrasar la presentación del presupuesto para el ejercicio de 2017 ante la situación anómala de un Gobierno en funciones y sin poder adoptar los nuevos parámetros de estabilidad financiera.

La consejera de Hacienda comentó que no pedirá a la Cámara una tramitación rápida para que las cuentas autonómicas estén aprobadas antes del 31 de diciembre y que entren vigor el 1 de enero del año que viene. «Garantizamos un debate real de unos presupuestos que ya contendrán los objetivos de estabilidad reales», comentó.