El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes la remisión a la Comisión Europea del Programa de Estabilidad Presupuestaria de España para 2017-2020, que prevé un crecimiento medio del 2,5% hasta 2020 y una tasa de paro del 11,2% ese año.

La actualización de las previsiones para el periodo 2017-2020 recogen una revisión de dos décimas al alza del crecimiento de la economía española para este año, pasando del 2,5% al 2,7%, y un crecimiento del 2,5% en 2018, que se moderará al 2,4% en 2019 y 2020.

«La economía española se está acelerando», expuso el ministro Luis De Guindos, basándose en las proyecciones internacionales y los indicadores económicos, y ante un crecimiento trimestral superior al 3%.

De Guindos explicó el cambio del modelo de comportamiento de la economía española, que ha pasado de basarse en el endeudamiento, el crédito y la construcción durante los años de la burbuja inmobiliaria, a uno caracterizado por la competitividad, el sector exterior y en la capacidad de ahorro y la innovación.