El Gobierno de Canarias se ha comprometido a pagar los 23 millones de euros pendientes de las ayudas adicionales del Programa de Opciones Específicas para la Lejanía y la Insularidad (Posei) de 2011.

Estos fondos se destinarán al sector tomatero, los viticultores y los ganaderos de caprino y ovino.

En la sesión de control al Gobierno del pleno parlamentario de esta semana, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero, se comprometió a ello tras una pregunta formulada por Nueva Canarias.

En ese año 2011, se dejó de abonar al sector agrícola de las Islas unos 35,7 millones de euros comprometidos. Quintero estimó que estas ayudas, en la actualidad, se han reducido a 23 millones porque muchos beneficiarios han abandonado la producción.