El Gobierno canario admitiría que el resto de administraciones públicas del Archipiélago concedieran permisos por embarazo a sus trabajadoras desde la semana 37 de gestación, una medida que el Ejecutivo aprobó hace unos meses.

El Gobierno estaría abierto a elaborar la normativa necesaria para extender este reconocimiento si así lo solicitan las federaciones de Islas (Fecai) y municipios (Fecam).

El Consejo de Gobierno acordó en marzo la concesión de un permiso retribuido a las empleadas públicas de la Comunidad Autónoma a partir del día primero de la semana 37 de embarazo hasta la fecha del parto. En los casos de gestación múltiple, este permiso podrá iniciarse desde el primer día de la semana 35.

Según el Ejecutivo, con esta medida se equiparan los derechos de las empleadas embarazadas de la Administración autonómica con los de las trabajadoras del Estado.

Este permiso se suma a otros en materia de maternidad, como el permiso por parto, el de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, el de lactancia, el de nacimiento de hijos prematuros o que por cualquier otra causa requiera hospitalización tras el parto y el permiso por adopción.