La Consejería de Economía presentó ayer las primeras predicciones económicas de Canarias para este año y el próximo, en un informe con tres escenarios de impacto de la Covid-19.

Los cálculos del Gobierno de Canarias pronostican una caída del PIB regional de entre el 12,7% y el 19,2% durante este año.

En 2021, el rebote de la actividad sería del 14,3% al 16,3%.

En cuanto al empleo, se espera una contracción del 6,7% al 10,6%, entre 60.600 y 95.900 ocupados menos. La recuperación el próximo año estaría en torno al 2,5% y el 9,2%.

Se calcula una reducción del PIB nominal de entre 5.622 y 8.632 millones de euros a lo largo de este año.

La recuperación dependerá de la evolución del turismo extranjero y nacional.

El escenario optimista comenzaría a partir del segundo trimestre, junio para el turismo nacional y julio para el extranjero. La normalización se alcanzaría en febrero del próximo año.

El escenario pesimista pospone el inicio de la recuperación a julio y octubre, calculando la vuelta a los niveles de antes de la pandemia en junio de 2021.

Inversión de 100 millones en Las Palmas de Gran Canaria

Por otro lado, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, anunció ayer un plan de inversiones en infraestructuras de más de cien millones de euros para reactivar la actividad económica en la ciudad.

Indicó que ya hay unos 51 millones en proyectos en marcha y en las próximas semanas se licitarán otros 50, con el objetivo de generar 1.800 empleos.