El consejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, aseguró ayer que el objetivo del Archipiélago para este año no es batir récords en la llegada de turistas, ya que sería “desaconsejable e insostenible”.

El Ejecutivo se centra ahora en “incrementar el valor añadido” del destino. Las cifras parecen darle la razón, pues pese a la caída en la llegada de visitantes este año, tanto la facturación como la generación de empleo han crecido.

Por otro lado, el Gobierno mantuvo una reunión con el representante de la aerolínea Easyjet, en el marco de una jornada sobre los desafíos del brexit y la aviación celebrada ayer.

Aunque el turismo británico ha caído en los últimos meses en España y en Canarias, se prevé que en el futuro se pueda retomar el crecimiento en base a los acuerdos que se alcancen tras la salida de Reino Unido de la UE.