El Gobierno de Canarias destinará 13 millones de euros a dos programas para combatir el paro de larga duración a través del Servicio Canario de Empleo (SCE).

Su puesta en marcha atenderá a más de 900 usuarios con cargo al Programa de Incentivos del Retorno y el Programa de Formación en Alternancia con el Empleo. Este programa busca favorecer la inserción socio-laboral de los demandantes de empleo de larga duración inscritos en el SCE, concediendo a las empresas o entidades beneficiarias una subvención por cada persona que contraten.

Dicha subvención ascenderá a un máximo de 5.000 euros, en el caso de los contratos indefinidos de jornada completa, y los 2.500 euros, si se trata de un contrato temporal con una duración mínima de seis meses. En el caso de que se contrate a desempleados mayores de 45 años, la subvención se incrementará en 1.000 euros.

Podrán ser beneficiarios de esta subvención cualquier entidad, ya sea persona física, jurídica, así como también comunidad de bienes con capital íntegramente privado, que desarrolle una actividad empresarial acogida a cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social, que formalice cualquier nuevo contrato laboral, a excepción de los de formación y aprendizaje.