El presidente del Ejecutivo, Fernando Clavijo, señaló este lunes que «no habrá reparto» de los fondos del ITE, tras meses afirmando que se distribuirían según los criterios de la triple paridad e irían asignados a los proyectos que señalaran los cabildos.

Tras confirmar hace una semana que estos fondos son financiación de la Comunidad Autónoma y no existe la obligación de repartirlo con las corporaciones locales, el Gobierno de Canarias ha modificado su posición inicial, señalando ahora que su objetivo es elaborar un plan de desarrollo económico.

El compromiso del Ejecutivo hasta ahora había sido la distribución de los recursos para obras consensuadas con las corporaciones locales. Además, se aceptó casi por mayoría repartirlo según los baremos de la triple paridad más el criterio de la tasa de desempleo por isla.

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, afirmó que los 160 millones cedidos por el Estado estarán a disposición de cabildos y ayuntamientos «para que no se diluyan» en los presupuestos regionales y sean parte de un plan estratégico para el desarrollo de Canarias que tenga un efecto multiplicador sobre la economía y contribuya a generar empleo. El papel de las corporaciones locales en este proceso «será el que se decida entre todos», dijo. Además, añadió que el ITE no será para compensar la falta de financiación del Estado.