El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado que la economía española bajará un 8% este año, un descenso nunca visto desde la Guerra Civil. La tasa de desempleo subirá hasta casi el 21% a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La caída en la zona euro será del 7,5%, con una tasa de paro por encima del 10% este año.

Según el FMI, de las cuatro grandes economías del euro, Italia es la que saldrá peor parada, con una contracción de su PIB del 9,1% este año; seguida por España, con una caída del 8%; Francia (7,2%); y Alemania (7%). Son cifras que no se veían en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En el caso del Reino Unido, el retroceso será del 6,5%.

El Fondo explica en su informe de Perspectivas Económicas Globales que las medidas de confinamiento y las restricciones a la movilidad están dando un duro golpe a la actividad económica, aunque son esenciales para contener el virus.

Hace tres meses el organismo preveía un crecimiento del 1,6% para este año en España y del 1,3% para el conjunto de la zona euro.

La recuperación empezaría a dar síntomas a partir del cuarto trimestre, siendo ya importante en 2021.