La economía española crecerá en 2017 un 2,3%, una sensible desaceleración respecto al 3,2% estimado para 2016 por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

España recuperará este año todo el PIB perdido durante la crisis económica, superando por primera vez en 2017 el volumen de la economía española en 2008.

Las proyecciones del FMI son ligeramente inferiores a las del Gobierno, que maneja una previsión de crecimiento del 3,2% en 2016, del 2,5% en 2017 y del 2,4% en 2018.

El FMI destaca en su informe “la incertidumbre de las políticas de EEUU”, especificando que sus pronósticos serán más concisos en el próximo informe de abril.