La economía española consolidará su recuperación en 2015 y 2016, creciendo un 2,5 % y un 2 % respectivamente, según el FMI, lo que sitúa a España a la cabeza de las principales economías de la zona euro, cuyas previsiones mejoran en menor medida.

En el informe de «Perspectivas Económicas Globales», difundido este martes, el Fondo Monetario Internacional mejora de nuevo sus previsiones de crecimiento para España sobre lo calculado a comienzos de año, con una revisión al alza de cinco décimas para 2015 y de dos décimas para 2016.

Esta revisión del alza española es la mayor de las grandes economías de la zona euro.

En materia de desempleo, que cerró 2014 en una tasa media del 24,5 % de la población activa, se espera un descenso progresivo hasta el 22,6 % este año y el 21,1 % en 2016, según el FMI.

Las cifras pronosticadas por el FMI son ligeramente inferiores a las pronosticadas recientemente por el Banco de España, que cifró el crecimiento en un 2,8 % para este año y en un 2,7 % para 2016.

En el conjunto de la zona euro, solo Irlanda (3,9 %), Eslovaquia (2,9 %), Lituania (2,8 %) y Malta (3,2 %) crecerán a un ritmo mayor que el de España.

Después de la grave crisis financiera y económica de los últimos años, la zona euro parece comenzar a ver la luz.