Pedro Sánchez afirmó ayer que el Ejecutivo pretende subir el SMI el próximo 1 de enero hasta los 900 euros mensuales, aunque para ello tenga que prorrogar los Presupuestos Generales del Estado.

Sánchez indicó que si hay prórroga de las cuentas públicas, su intención es sacar adelante algunas medidas de las planteadas en el plan presupuestario de 2019, entre ellas la subida del SMI o los dos nuevos impuestos, el de transacciones financieras y la conocida como tasa Google.