La supresión definitiva de la compensación canaria al Estado por el ITE acaba con uno de los elementos que restaba financiación autonómica al Archipiélago. El Gobierno mejorará en unos 160 millones de euros sus ingresos para el próximo año.

Desde el año 2002 las retenciones practicadas a Canarias por este concepto ascenderían a casi 2.900 millones. Si se confirma la condonación de esos 160 millones el próximo año, el recorte se rebajaría a 2.724,5 millones.

La supresión de esta compensación financiera al Estado por parte de la comunidad autónoma era una histórica reclamación canaria. A partir de ahora, Canarias contará con una mejor financiación regional y con más recursos para afrontar sus medidas de política económica y de cobertura de sus servicios básicos, sanidad, educación y asuntos sociales.

El ITE (Impuesto General de Tráfico de Empresas) es un tributo estatal que desapareció en Canarias con la entrada en vigor del IGIC en 1993. Se estableció desde entonces una compensación anual al Estado, por la pérdida de esos ingresos, que se incluía cada año en los Presupuestos Generales del Estado.

El desacuerdo entre el Gobierno de Canarias y el central sobre si debía o no someterse a una liquidación al final de cada ejercicio, produjo una deuda de 405 millones correspondiente al periodo 1993-2007. En 2009, ambas partes llegaron a un acuerdo y se estableció que la deuda se iría liquidando año a año durante 12 ejercicios a razón de 33,7 millones. Hasta la fecha, el Estado ha liquidado 168,5 millones, por lo que restan otros 236,5 millones. Esa cantidad quedaría fuera de la condonación del ITE acordada. El Estado aún seguirá descontando 33,7 millones anuales hasta completar la deuda pendiente.