El Gobierno estatal ha advertido a distintos miembros del Ejecutivo canario que no va a negociar la inclusión de ninguna medida para abaratar los vuelos entre Canarias y la Península en los Presupuestos de 2018.

El Gobierno considera que los precios de los billetes entre Canarias y la Península ya son muy competitivos con la incorporación de nuevas compañías y el aumento de frecuencias y rutas y no ve necesario adoptar otras medidas.

No habrá negociación sobre nuevas rebajas de las tarifas aéreas para el año que viene, después de que en los Presupuestos de 2017 se incluyera el aumento de la subvención a residentes al 75% en los vuelos interinsulares.

Respecto a la propuesta que han planteado conjuntamente Canarias, Baleares y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla de elevar la subvención al 75% también para los vuelos a territorio peninsular o bien rebajar las tasas aéreas, el Gobierno estatal las rechaza porque supondrían un coste anual de 400 millones de euros.