Ayer se firmó en la Conferencia Mixta de Transferencias el acuerdo por el que se suspende la compensación al Estado por el ITE, lo que permitirá a Canarias contar con 160 millones de euros más de presupuesto a partir de 2016.

Estos recursos serán financiación extra para el Archipiélago, descartándose que sean fondos del REF y que queden sujetos a la distribución que rige para los impuestos del bloque canario de financiación.

Tanto la Administración Central como la canaria coinciden en que estos fondos se destinen a servicios esenciales para la generación de empleo e inversiones.

Será el Gobierno de Canarias quien decida como se distribuyen esos recursos, manteniendo siempre la voluntad de consenso y diálogo.

El acuerdo permitirá el desarrollo integral de cada isla con un plan posterior de desarrollo insular y estará vigente hasta que una ley recoja la supresión de la compensación por el ITE o se firme en el nuevo sistema de financiación autonómico.

Además, Madrid también dejará de cobrar una deuda de 270 millones de euros en concepto de liquidación por la supresión del ITE de los años 1993 a 2007. De esta manera, Canarias podrá contar, a partir de 2017 y hasta que quede cancelada la deuda, con 33,3 millones anuales.