A partir del año que viene Canarias se quedará con carácter definitivo la compensación del Impuesto sobre el Trafico de Empresas (ITE) que hasta ahora retenía el Estado. El acuerdo cerrado ayer supondrá unos 160 millones de euros más de liquidez al año para la Comunidad Autónoma.

Una reunión a finales de octubre establecerá los aspectos técnicos de la cesión y un acuerdo con rango jurídico.

Fernando Clavijo, presidente canario, expuso que la cesión del ITE es para siempre y que el Estado ya no retendrá ese dinero en el futuro.

El Gobierno canario calcula que en los ejercicios sucesivos a 2016 las Islas dispondrán al menos de 160 millones más anuales. Los nuevos ingresos se destinarán prioritariamente a políticas activas de empleo y políticas sociales.