El Consejo de Gobierno de Canarias acordó ayer dar prioridad en los contratos públicos a la adquisición de productos de proximidad, para que la administración pública autonómica priorice en los concursos de provisión de productos agroalimentarios la producción que se da en el Archipiélago.

Esta nueva directriz incluye cualquier producto agroalimentario para consumo humano que adquiera el Gobierno. En concreto, afectaría a la restauración colectiva de carácter público y a los suministros de frutas, verduras, carnes y pescados, entre otros.

El documento establecerá unos porcentajes mínimos a partir de los cuáles se podrá ir incrementado la provisión con los artículos que se dan en el sector agrario y pesquero del archipiélago.

El Ejecutivo autonómico considera que esta es la mejor fórmula para promocionar y fomentar el producto canario, buscando un desarrollo sostenible que permita el incremento de las producciones locales y promueva la agricultura, la ganadería y la pesca del archipiélago.