La compra de artículos de textil, calzado y complementos ha bajado por primera vez en cuatro años en las islas. El sector estima un descenso interanual en las ventas superior al 3% en los últimos tres meses, lo que obliga a adelantar las rebajas.

El parón también se está notando a nivel nacional.

La mala climatología de la primavera está detrás de esta caída de las ventas en el segmento de la moda. Solo en abril, las ventas del comercio al por menor descendieron un 5,6%.

Esta situación ha obligado a la mayoría de firmas a adelantar las rebajas o sacar promociones y descuentos para animar el consumo, aprovechando la liberalización de los períodos de descuentos.

La situación afecta tanto a pequeñas como medianas o grandes empresas del sector.

Desde la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan), se espera una buena temporada de rebajas, aprovechando la mercancía disponible ahora mismo en las tiendas en cuanto mejore el tiempo.

La Asociación de Empresarios Zona Triana confirma que las ventas no han sido tan buenas como se preveían al inicio del año por el mal tiempo. No obstante, también esperan que en los próximos días mejore la climatología y se anime el consumo. Su presidente indica que el pequeño comercio ha acordado no empezar oficialmente las rebajas hasta el 1 de julio.