El coste salarial en Canarias creció 591 euros durante el año 2015, según los datos del INE. Esta cifra, junto con el salario de los trabajadores, son los segundos más bajos del país por tercer año consecutivo, solo por encima de Extremadura.

La abundancia de mano de obra de baja cualificación derivada de la casi exclusiva dependencia del sector servicios, condiciona a Canarias para salir de la cola.

El coste salarial neto quedó fijado en 2015 en 26.093,80 euros. La distancia en términos netos con Madrid fue de 10.638 euros. La media en la capital fue de 36.732 euros, un 40,7% más que la de las Islas.

El sueldo medio en Canarias se situó en los 19.324,7 euros anuales, 513,76 más (2,7%) que en el ejercicio 2014. La industria fue la que más pagó, 21.649 euros; seguida por los servicios, 19.225 euros, y la construcción, 18.422 euros.

En el conjunto de España, el coste laboral neto por año y trabajador fue de 30.643,87 euros, un 0,5% más que en 2014. Los salarios representaron el 74,1% de dicho coste y la media salarial fue de 22.850,57 euros, un 1,1% más que en 2014. Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social constituyeron el 97% del coste bruto.