El coste laboral medio por trabajador y mes, que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales, ascendió a 2.668,84 euros en el cuarto trimestre de 2017, un 0,7% más respecto al mismo periodo de 2016. Es el aumento interanual más pronunciado desde el cuarto trimestre de 2015.

En el cuarto trimestre del año pasado, el coste salarial subió un 0,5% respecto al cuarto trimestre de 2016, situándose en una media de 2.020,1 euros por trabajador y mes.

Los otros costes (costes no salariales) alcanzaron en el último cuarto de 2017 los 648,7 euros, con un alza interanual del 1,5%. El componente más importante de los otros costes son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que sumaron 596,04 euros, un 1,2% más que en el cuarto trimestre de 2016.

El segundo elemento importante de los otros costes son las percepciones no salariales, que crecieron un 1,2% en tasa interanual. Por su parte, las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, descendieron un 6,9% en tasa interanual.

El sector de la Construcción es el único que rebaja sus costes, mientras que la hostelería es donde menos se cobra.

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos los registraron País Vasco (3.114,6 euros por trabajador y mes), Madrid (3.105,8 euros), Navarra (2.937,1 euros) y Cataluña (2.828,3 euros), mientras que los más bajos se dieron en Extremadura (2.192,7 euros) y Canarias (2.250,7 euros).