Los efectos del brexit ya se notan en las exportaciones canarias al Reino Unido. Los productores de las islas están soportando un aumento en las tarifas del transporte de tomates, pepinos y otras hortalizas.

En pocos meses, este transporte al país británico ha crecido hasta un 20%, reduciendo aún más los márgenes de beneficio.

El transporte por carretera se ha encarecido por la subida de los combustibles, pero también porque las empresas británicas exportan mucho menos por la complejidad burocrática que ello conlleva tras el brexit. A los camiones no les compensa salir para volver vacíos.

Desde la Federación Provincial de Exportadores Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex), se indica que los exportadores de Canarias pagan ahora 200 euros más por cada camión de productos hasta Reino Unido.